Territorios sin identidad

Territorios sin identidad

¿Qué sentido tiene fustigar los separatismos, cuando se hace en nombre de estados opresores y países artificiales?

Si se reclama un territorio debe hacerse en nombre de su ocupación efectiva por gentes de la misma identidad, no de un estado que necesita mantenerse unido para realizar dentro de sus fronteras el multiculturalismo y la destrucción de las identidades, además de ejercer de policía del poder económico que se despliega dentro de esas fronteras y las mantiene justamente para continuar con ese objetivo.

Existe la nación aymara y aunque menos claramente la nación mapuche: sus territorios son ocupados y reclamados en nombre de una nación étnica, pero quienes niegan esos derechos no lo hacen en nombre de su nación étnica, porque tienen miedo de asumirla claramente. Lo hacen en nombre de un estatuto jurídico.

La nación blanca americana no se nombra, no se asume, no reclama ni siquiera su nombre propio. Ningún blanco prácticamente hace lo que hacen los aymaras y los mapuches, entonces: ¿Para qué quieren un país? Nadie se merece un territorio si no asume su propia identidad.

Los blancos que levantan las banderas de otras naciones étnicas, o los que hablan de la unidad «nacional» de países sin identidad, no se merecen más que el desprecio de todos: mucho más de los propios que de los ajenos.

La verdad es que hoy los blancos cuyos antepasados hicieron todo lo que se puede ver de bello, de útil y de bueno por aquí, no son más que aspirantes a sirvientes de un poder económico que los desprecia y de otras etnias que también los desprecian.

Yo los desprecio más aún: porque es a mí y a los demás blancos conscientes a quienes traicionan.

Tu aporte hace que nuestro mensaje llegue a más de los nuestros.
Haz una donación vía PayPal.